Luz y color

Canarias celebra sus Campanadas en la Puerta del Sol con un espectáculo de video mapping, láser y pirotecnia

Fuegos artificiales, imágenes de las Islas proyectadas en la fachada y música de artistas canarios

Actualidad

El pasado 31 de diciembre, el reloj de la Puerta del Sol se atrasaba una hora por primera vez en la Historia para celebrar las Campanadas de Canarias en Madrid. Un espectáculo de video mapping y láser sobre la fachada de la Real Casa de Correos, y un castillo de pirotecnia que abría y cerraba esta hora extra que las Islas regalaron al resto de la Península, llenaron de luz, color y sonido la madrileña plaza.

La Real Casa de Correos se convirtió en una puerta directa a las 8 Islas Canarias. Imágenes, vídeos y frases que trasladaron a las 20.000 personas que aguardaban bajo el reloj al Archipiélago. Bajo el hastag #UnaHoraMenosEsMás, sobreimpreso siempre en la fachada, el video mapping recogía los espectaculares paisajes de Canarias, sus temperaturas suaves durante todo el año, su cultura o su gastronomía.

Las imágenes y los vídeos se acompañaron en todo momento por un espectáculo de láser con frases como “rumbo al 2018”, -al inicio y como referencia al retroceso del reloj hasta las 23:15 horas de nuevo-, o “Islas Canarias te desea un feliz 2019”, una vez sonaron las Campanadas.

Una selección de música de los artistas canarios más populares amenizó en todo momento el vídeo mapping. Desde Bejo a Ana Guerra, pasando por Efecto Pasillo o K-Narias. Temas como ‘Pan y mantequilla’, ‘Salsa con Reggaeton’ o ‘Ni la hora’ fueron coreadas por quienes se quedaron a disfrutar en la Puerta del Sol. El tiempo de las Campanadas Canarias se convirtió así en una auténtica fiesta y trasladó a las Islas directamente al centro de Madrid.

El vídeo mapping finalizó con un mosaico compuesto por todos los que participaron en la campaña ‘Mi Campanada Por…’ a través de la web oficial www.canariasdalacampanada.com. Una gran foto con un “gracias” sobreimpreso que daba paso a la frase “Islas Canarias te desea un feliz 2019”, con el que se ponía fin al espectáculo.

Una noche histórica que llegó a su punto álgido a las 00:00, hora canaria, con el comienzo de las Campanadas. Tras acabarse de nuevo las 12 uvas, el cielo de Madrid se tiñó de blanco, azul y amarillo gracias al castillo de fuegos artificiales que puso el broche de oro a la fiesta, y en el que hubo espacio también para los colores rojos, verdes y dorados.

Una segunda ráfaga de pirotecnia, ya que la primera sirvió como desenlace al momento en el que el relojero oficial de la Puerta del Sol, Jesús López-Terradas, y su equipo de la relojería Losada, compuesto por los hermanos Santiago y Pedro Ortiz, cambiaron la hora de las 00:15 por la de las 23:15.

La fusión de estos elementos, unido al clamor de la Puerta del Sol y el trasfondo histórico del evento, crearon el caldo de cultivo perfecto para una noche que se recordará de ahora en adelante.

Una noche que fue fruto de la propuesta que Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de las Islas Canarias, anunció hace unos meses junto a su homólogo en la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. Un evento que, tal y como ha declarado ya el presidente canario “ojalá repitamos otro año”.

Artistas canarios como Ana Guerra o K-Narias pusieron la música

Otras noticias